Jueza Presidenta Oronoz Rodriguez invita a reconocer y proteger los Derechos de los Menores al inaugurar Congreso de Jueces y Juezas de Familia

Apr 18, 2016 | 2016, Comunicados de Prensa

Con una invitación a construir un sistema de Justicia que reconozca a nuestros menores como sujetos de derecho, merecedores de las garantías y protecciones que estamos obligados a reconocer como sociedad y como administradores de la justicia, la Jueza Presidenta del Tribunal Supremo, Hon. Maite D. Oronoz Rodríguez, dio inicio a los trabajos del Congreso de Jueces y Juezas de Relaciones de Familia y Asuntos de Menores: Manejo del Trauma en el Contexto Judicial, celebrado el 11 de marzo de 2016, en San Juan.

“El menor de edad, cuyo mejor interés es el objetivo fundamental a alcanzar, es la razón fundamental para legitimar nuestra intervención. Actuar de una manera que ignore esta verdad fundamental, ese derecho a ser reconocido y escuchado como poseedor de unos derechos que le son propios por su condición humana, convertirá nuestra intervención en un acto irrazonable de la gestión pública, con el peligro de convertirse en un acto más de violencia en su contra”, expresó Oronoz Rodríguez al dirigirse a los jueces y juezas de relaciones de familia y asuntos de menores participantes del Congreso.

Las expresiones de la Jueza Presidenta fueron parte de su mensaje durante la apertura del mencionado Congreso, organizado por el Proyecto Justicia para la Niñez de la Rama Judicial de Puerto Rico. Este proyecto busca agilizar los procedimientos judiciales trabajando con el manejo de los casos de menores víctimas de maltrato y negligencia que se encuentran en hogares de crianza y pendientes del proceso de adopción. Al mismo tiempo, vela para que estos casos se resuelvan con diligencia en el tiempo establecido por ley y que se garanticen los derechos de las partes durante el proceso.

“Es sabido que la intervención de los tribunales y de las agencias del Gobierno en estos casos impacta de cerca a los menores implicados. Por lo tanto, como administradores de la justicia, tenemos que tener la capacidad de ponernos en la piel de estos menores de edad para comprender a cabalidad lo que implica ser removidos de su hogar, separados de sus familias, para ser reubicados, muchas veces en más de una ocasión dentro de un mismo año, en hogares sustitutos distintos. Estos procedimientos generan muchas veces angustia, indignación, tristeza, confusión y coraje en nuestros niños y niñas, y no es para menos. De la noche a la mañana son separados de la única realidad que conocen, aunque esta realidad haya venido acompañada de golpes, insultos, desprecio o desamor. Ese es el reto que nos presenta el Congreso que celebramos en la mañana de hoy. Preguntarnos, cómo podemos, desde nuestra función judicial, minimizar los traumas que el proceso de remoción, reunificación, o adopción pueden generar en esta población tan vulnerable”, manifestó Oronoz Rodríguez durante su mensaje.

El Congreso inició con una introducción al tema Trauma en la niñez y sus implicaciones, a cargo de Yari Marrero Pagán, Consejera de la Universidad Central del Caribe. El segundo tema del día fue El trauma desde el contexto Judicial. Esta charla fue dictada por la Hon. Rosa Figarola, Jueza del Tribunal de Circuito de Miami, Tribunal Integrado de Familia, quien participó como invitada especial del evento.

Los jueces y juezas también se beneficiaron en horas de la tarde de la conferencia El manejo del trauma por el juzgador en los procesos judiciales en las salas de asuntos de menores y familia, dictada por la Jueza Superior de la Región Judicial de Guayama, Hon. Noheliz Reyes Berríos. El programa contó, además, con dos charlas que se ofrecieron de forma concurrente. Los temas fueron: El mejor bienestar para los y las menores: presentación de herramientas, a cargo del Hon. Juan Carlos Negrón Rodríguez, Juez Superior del Tribunal de Familia y Menores de la Región Judicial de Bayamón, y Alienación parental, dictada por la Jueza del Tribunal de Apelaciones, Hon. Mirinda Vicenty Nazario.

El Congreso continuó con una sesión plenaria bajo el tema Trauma vicario en jueces y juezas de familia y asuntos de menores, presentado por la psicóloga clínica, doctora Marianela Rodríguez Reynaldo. La jornada educativa concluyó con un taller titulado Técnicas de relajación para manejar el trauma vicario, ofrecido por la reconocida conferenciante y periodista Lilly García.

El Proyecto Justicia para la Niñez es un proyecto de la Rama Judicial de Puerto Ricio que cuenta con el apoyo y la asistencia de una Junta Asesora compuesta por representantes de la propia Rama Judicial, de la Administración de Familias y Niños, de Servicios Legales de Puerto Rico, del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico, del Departamento de Justicia, del Colegio de Trabajadores Sociales, del recinto de Humacao de la Universidad de Puerto Rico y de la Asociación de Padres Adoptivos. Además de estas instituciones, el Proyecto cuenta con una red de voluntarios y voluntarias de la comunidad.

“Es un esfuerzo arduo cuyo objetivo principal es proteger a los menores y preservar, en la medida que las circunstancias lo permitan, el entorno familiar del niño o la niña”, explicó la Jueza Presidenta Oronoz Rodríguez al concluir que “como garantes de la seguridad y el bienestar de nuestros niños cuando su círculo familiar más íntimo les ha fallado, no podemos claudicar nuestra obligación y detenernos en nuestros esfuerzos por mejorar el porvenir de nuestros pequeños y pequeñas, de soñar y construir junto con ellos un mejor futuro en el que la huella de la violencia y el desamor logren ser superados y sanados”.

Publicaciones adicionales

Share This